Playa Jacó: Un destino turístico ambicioso con grandes retos

Es común y frecuente ver o escuchar sobre la multitud de visitantes que ingresan a las diferentes zonas de atracción turística de Costa Rica, pero eso no acredita que sea un lugar que cumpla con todos los requerimientos como destino turístico. Garabito y en especial su playa Jacó es uno de ellos,  preferido por su cercanía por los turistas, pero con una lista ambiciosa por recorrer en cuanto a sus retos y desafíos, según expresaron a Revista Viajes, varios profesionales de la industria turística de la zona.

En enero del 2017 la Municipalidad de Garabito, abrió su oficina de turismo, la cual lamentablemente duró sólo un año, de acuerdo con Henry Montoya Sánchez, quien estuvo bajo la coordinación, y hoy forma parta del  departamento de Servicio de Desarrollo Económico.

Esto acredita que hoy en día, el cantón carece de un centro de información para los turistas, de un presupuesto específico para los proyectos del sector; así caminando sin una dirección clara. Este año, el municipio unió varios departamentos en uno solo, para agilizar los trámites, pero no ha sido un cambio halagador o eficiente hacia el sector.   

Al día de hoy, el destino no cuenta con un inventario turístico, pese a que sí se comenzó el año pasado, pero no se logró culminar, el número de restaurantes, hoteles, centros de aventura, etc. Todo lo concerniente a la industria de este cantón. Siendo este un reto pendiente por cumplir, así permitiendo actualizar la base de datos turística de la Municipalidad, ya que no está bien depurada.

De acuerdo con Montoya los cobros se hacen a personas que quizás ya no existen, y esa era una de las misiones del 2017. Además  de crear un visor digital, es decir trabajar con el departamento catastro donde se hace un plan o un mapa con toda la información turística con varias capas: una de hoteles, otra de restaurantes, y así sucesivamente, donde el visitante ingresaba al sitio de la municipalidad y  daba clic en un hotel y se despegaba toda la información que el turista requería. Además de otras informaciones para  uso exclusivo de la municipalidad para ordenamiento del sector. Pero todo quedó paralizado. Hoy en día, Garabito no sólo necesita de una oficina de información sino de gestión de proyectos.

Montoya aseguró a Revista Viajes, que en el 2017 se mejoró el mirador de Jacó, con un rótulo colorido, siendo un punto de parada obligatorio para el visitante, para el cual, se tuvo que hacer maniobras para hacer la inversión, de tan pequeña obra.  “Se quiere navegar más donde no hay una estructura turística sólida. El Concejo Municipal no logra entender esta necesidad”, aseguró.

Por su parte Gerardo Cambronero, de la Cámara de Turismo Sostenible de Garabito  enfatizó que los alcaldes y funciones de la Municipalidad nunca han entendido qué es una oficina de gestión turística.  “Cuando entiendan qué es, deben administrar un catón turístico, donde tienen que gestar para todos los empresarios y para la promoción e imagen del cantón, a partir de ahí otro gallo va a cantar. La municipalidad es el principal músculo político para manejar las acciones turísticas de la mano con el ICT, el MINAE, etc. Así se puede hablar de la esencia del turismo en Garabito”, indicó Cambronero.

Ir cambiando la imagen que tiene en particular Jacó ha sido todo un desafío, así dirigiéndolo a explotar la parte natural del cantón. El reto pendiente es fomentar los programas de turismo rural comunitario en todos los pueblos que rodean el cantón, uniéndola con la oferta de sol y playa, continuando la apuesta por más turismo familiar.

“Nos favorece mucho ser la playa más cercana del país. A una hora y media del Valle Central. Se van en un día o un fin de semana, con una oferta variada en gastronomía, recreación, hospedaje, con inversión y desarrollo urbanístico y hotelero, que ha ido en aumento acelerado”, precisó Cambronero.

Agregó “El perfil del turista internacional que llega a Jacó ha cambiado, cuida cada detalle de su hospedaje, es más exigente y cuida más sus inversiones”.   

Actualmente la Cámara de Turismo Sostenible de Garabito prioriza en la parte educativa, un pilar en el desarrollo turístico.

Seguridad, un tema prioritario

La seguridad, es un reto donde  se promovió un foro a nivel cantonal por primera vez en el 2017, en el centro cívico para trabajar en la creación de una oficina de migración.  Según Cambronero no es posible Garabito con tanta población extranjera no haya un control migratorio. Falta que el Gobierno ponga más ojos y objetivos en la zona. Puntarenas es la zona más pobre de Costa Rica, siendo la que tiene el litoral más grande del país, con más destinos turísticos. Las riquezas se están quedando en las manos de unos pocos. La responsabilidad social empresarial no está llegando al pueblo.

Por su parte, Julio Corrales Asesor de seguridad ciudadana turística en Garabito fue enfático en que Garabito es un cantón que ha venido en los últimos tiempos sufriendo un cambio muy importante. Hoy se puede mencionar que es muy diferente en comparación a un año atrás. El cantón poco a poco se ha ido organizando como comunidad, como comercio, como policías, como hoteleros con el fin de sentarse en una mesa de trabajo con el fin de convertir la seguridad del cantón en el tema más importante.  En el destino ya se pueden hacer actividades culturales en las calles para rescatarlas, aplicando la teoría de las ventanas rotas, es decir donde haya oscuridad pongamos luz, donde haya delincuencia llevar actividades culturales, etc. Ahora es más seguro caminar por la calles, como en todo lugar hay peligros que no se puede obviar y hay que andar con cuidado. Ya no es Garabito de destino sexual ni drogas, convirtiéndose poco a poco en un destino cultural.



Fuente: https://www.revistaviajesdigital.com/noticias/563-playa-jaco-un-destino-turistico-ambicioso-con-grandes-retos

© 2019 Piedra Bruja Extreme Challenge